Tengo mucho tiempo libre y aunque soy bien pilita y no me gusta quedarme echado todo el día, a veces el frio gana  y eso lleva a una persona como yo a tres opciones:  leer un libro, vegetar haciendo zapping hasta terminar sintonizando a las Kardashian y sentir un horrible sentimiento de culpa o devorarme temporadas enteras de series en Netflix; y la escogida para esta semana fue Sense8.

Lo entrete de la serie es que transcurre en 8 realidades diferentes: Nairobi,Seul, San Francisco, Mumbai, Londres, Mexico DF y Chicago y con personajes cuyas vidas no tienen relación aparente.

La serie es bieeeeeeeeen rara y me hizo recordar Lost, no solo porque actúa Sayid, si no porque es de esas series que que no sabes realmente donde te lleva, sobre todo los tres/cuatro primeros episodios. De ahí en adelante todo va tomando un poco más de “coherencia” y la historia se empieza a mover  más rápido, así es que si el primer episodio no te convence mucho, dale una segunda oportunidad, eso hice yo y termine viendo los 12 capítulos  en prácticamente una noche.

Personajes

La serie tiene 8 historias paralelas que si bien no se alcanzan a profundizar, si se trata a fondo un problema en partícular de cada una. Will, un policía de Chicago hijo de un policía retirado y alcoholico que es uno de los primeros que lidia con los efectos de esta nueva percepción.
Riley, una Dj Islandesa ultra cool que vive en Londres entre drogas y excesos para olvidar una vida depresiva y cargada de recuerdos que se profundizan ene, de hecho es el personaje al que más se le profundiza.
Si nos vamos a Berlín, está Wolfang, un ladrón hijo de un ladrón y parte de una laaaaaaaaaaaaaaaarga dinastía de ladrones, que aunque es bien diferente a toda su familía, igual mantiene el legado familiar junto con su mejor amigo Felix.
En México esta Lito, un actor que actúa en los dramones méxicanos más estereotipados de la vida, tipo “El Macho” y cosas así. Pero lo interesante de Lito no es esto, si no su vida privada, en la cual por miedo mantiene oculta su homosexualidad y a su pareja Hernaldo.
Lo entretenido pasa cuando Daniela, una compañera de Lito averigua la verdad y la relación entre los tres se vuelve muuuuuuuuuuuuuuuuy entretenida.
En San Francisco está Nomi, una bloggera transgénero con la mejor novia del mundo. Viene de una familia religiosa mega homofóbica y en general con un trasfondo bien sufrido. Pero repito, tiene la mejor novia del mundo, ever.
En Seúl, esta Sun, una business woman hija del machista dueño de la compañía que también tiene un hobby bien extremo y que por su genio no deja títere con cabeza (LA AMO).
El personaje con la vida más diferente es Capheus, un conductor de Nairobi que hace lo que sea para cuidar a su madre enferma de SIDA.
Kala es una química farmaceútica de Bombay que en verdad tiene un solo problema: se va a casar con un hombre que no ama y no se atreve a decir que no, porque el hombre es´(como dirían las viejas) un cordero de Dios, un cordero bien adinerado.

sense8-your-guide-to-the-sensates-440282

Música

Una de las mejores cosas de la serie es el soundtrack, de hecho les voy a dejar un playlist del soundtrack de la serie, el cual pasa desde AVICCI a Pantera, pasando por el clásico What’s Going On y varías bandas que no conocía pero realmente están buenísimas .

Visual

Tanto el color de la serie como los lugares son muy interesantes por si solos. Estar viviendo una noche movida en Londres para pasar en la siguiente escena a un amanecer en Ciudad de México (quizás encontré un tanto cliché la forma en que mostraron México) o ver el mundo empresarial de Seul y ver lo diametralmente opuesto con la vida en Nairobi es muy interesante. Pero sin duda para mí, las imágenes de Islandia son la mejor ambientación, con unos paisajes nevados maravillosos y una iluminación increíble.

En resumen, Sense8 es LA serie del momento, con historias bien diferentes a lo acostumbrado y un abanico de diversidad (tanto de Personas cómo de lugares) que hacía falta en la Tele.

Si ya la han visto, cuéntenme qué les pareció!! y si no, véanla y cuéntenme igual 😛

Comments

Comentarios