No se para ustedes, pero desde que me vine a estudiar a Santiago, una de las mejores cosas ever es cuando me viene a ver mi mamá (ñoño detected), así es que les voy a contar de una visita super no – planificada a uno de los restoranes mas grandes del Parque Arauco.

Para ponerlos un poco en contexto, pasamos al mall a retirar algo, y nos dió hambre, mi mamá andaba con un antojo de Salmón y yo estaba dispuesto a comer cualquier cosa que no fuera chatarra, así es que nos fuimos al lugar mas obvio: el restorán que tiene un BOTE (genius) al comienzo del bulevar.

Sólo quedaba lugar en la terraza, la cual, al igual que todo, estaba súper tematizada (nivel piso de arena) que te hacía salirte del mundo mall por un rato.

IMG_4889

La recepcionista nos llevó a una mesa pegadita al exterior y junta a una estufa (probablemente vio mi look parka de plumas-  bufanda y le di pena). Un mesero bien simpático (y con haaaaarta paciencia) nos trajo la carta, yo pedí un Chardonnay y mi mamá un Cabernet Sauvignon.

En éste restorán, puedes elegir tu pescado y tu acompañamiento y así armar tu plato. Hay bastante variedad, y a precios bien razonables para el sector.

Yo pedí una reineta frita (classy) con papas campesinas y mi mamá claramente pidió salmón y lo acompañó con verduras salteadas

IMG_4878

IMG_4881  IMG_4879

IMG_4883

El pescado estaba fresco, y con una fritura rica, no aceitosa ni fuerte y la textura de todo era maravillosa.
Las papas campesinas eran papas rústicas, con cebolla caramelizada, lo que hacía que al probarlas, primero se sentía un dulzor bien rico y después la papa como tal.

Aunque no me vuelve loco el salmón (a diferencia del 99% de la gente que conozco), debo reconocer que estaba bien güeno, y la mezcla con las verduras era simple y sabrosa.

Después de ser muy felices con el pescado, llegó la hora del postre y nos fuimos por el Playa del Norte:

IMG_4891

IMG_4893

Una mezcla entre helado de limon de pica (uno de mis sabores favoritos, si no lo has probado, anda al Emporio La Rosa y pide MIL), una crema tipo leche condensada que la verdad no supe bien que era, pero que combinada con arandanos, frutillas y berries en general daba como resultado un postre súper fresco, y con una lucha constante entre un sabor dulce y uno ácido producto del helado.
Nada que decir del postre, güeno güeno, si no me creen a mi, créanle a mi mamá

IMG_4887

efectos del vino en mi madre

Si te gusta el pescado y te da lata recorrer mucho, el restorán es una buena opción para el almuerzo dominical. Considera gastar aproximado 15.000 por personas incluyendo bebestibles, aunque puede variar de acuerdo al menú.

La Perla del Pacífico – Av Presidente Kennedy 5413 Local 3

Un abrazo

Comments

Comentarios