A menos que hayan estado de vacaciones en Timbuktú, creo que todo el mundo se enteró del frenesí que provocó el lanzamiento de la colaboración entre el Balmain de Olivier Rousteing y el gigante H&M. Filas de horas/días, peleas a muerte (a.k.a catfights) y locura mundial que hizo que la colección se haya ido en 10 minutos de las tiendas y haya durado aún menos online.

Bueno en fin, yéndonos al lado chilensis de las cosas, cómo ya les había contado AQUÍ , desde que se anunció la colaboración (y más aún cuando se lanzó el primer sneak peek) me moría por tener algunas cosas de la colección, aunque entre mas se acercaba la fecha, me iba dando cuenta de toda la espectativa que generaba no solo en mi, y poco a poco fuí perdiendo la esperanza en conseguir mi chaqueta a la Balmain (asumámoslo, es H&M diseñado por Balmain, no Balmain  (que no se nos suban los humos a la cabeza tampoco)).

El Jueves 5, me desperté relativamente temprano, ya en facebook había leído que había gente durmiendo afuera del Alto las condes y que en el evento de presentación de la colección no habia quedado nada, y en un momento me cuestioné ¿en que momento todo el mundo empezó a conocer/amar tanto Balmain?

Decidí ir al costanera, pero llegar justo a la hora de apertura, es decir a las 10. Si lograba mi misión, bacán (y si no, igual necesitaba ir a la librería a comprar cartón -_- (arquitectura’s problems)).

Llegué en bici 5 para las 10, entré al mall, subo al piso de H&M y veo que hay una pequeña fila de no mas de 15 personas, así es que me puse (total quedaban 10 minutos y me sentía ganador). El reloj corría y cuando llegó a las 10, escucho que por hoy, la tienda abriría a las 11, entretanto, atrás mío, la fila ya llegaba a la pasarela.

Por un día, decidí apagar mi voz interior que me decía que hacer fila para comprar algo era por lejos lo mas estúpido que había hecho ever (quizás perderme en ciudad de México no una, si no dos veces le gana (ah si, y esa vez que jugando me caí tres pisos para abajo)) y decidí escuchar a la que decía “uuuuuuh brilla”.

En fin, mientras esperaba en la fila y recibía miradas de odio (que probablemente yo daría si no hubiera estado en la fila), vi este video:

Really?

En fin, pasó el tiempo, abrieron, y por un segundo la gente entró en calma, hasta que vió la ropa, todos empezaron a correr, empecé a correr, todos corrimos, subí la escalera, dos tipos subieron la escalera del lado opuesto corriendo, y cuando llego, literalmente un minuto después que abrieron, la mitad de las cosas ya no existían, corrí a buscar mi chaqueta, la encontré justo en mi talla,y cuando iba a buscar la camisa cruzada, encuentro mi talla, pero un actor de TV (que no diré su nombre), la agarra antes que yo, nos miramos con odio y el siguió agarrando todo lo que encontró.

Pese a que no tenía intenciones previas, me llevé una polera, lo reconozco, fué un impulso pero no me arrepiento, esta bonita.

Fui a pagar, y me llevé mis dos nuevas adquisiciones.

No fue hasta la tarde, cuando realmente me pude sentar a ver mi blazer que se me pasó el sentimiento de ¿Que hice?. El blazer es hermoso, tiene una confección excelente y un corte que hace que se note que no es H&M. La polera es un básico con letras de terciopelo que me conquistó, aunque debo reconocer que hasta para mi, andar con una polera que dice Balmain es como un poco muuusssssho (aunque me gusta igual(¿Quien me entiende?))

Toda esta locura HmBalmain me hizo cuestionarme bastantes cosas ¿Hasta que punto llegamos a la hora de comprar? Si bien, tenía planificada esta compra hace mucho tiempo, ahorrado y en verdad no fué a tontas  y a locas (ok, la polera si) igual me sentí como un quinceañero cumpliendo un capricho por el simple echo de todo lo que significó hacerme con mi blazer.

¿Cuantas personas de ahí realmente querían algo por el diseño? No lo se, pero mantengo la esperanza que todas, aunque por reacciones se notaba que muy pocas.

Hasta que punto este sistema de fast fashion nos hace volvernos locos por cosas que no necesitamos?

Cuanto cupo en la visa le quedó a todas esas personas después de arrasar con todo?

POR QUÉ ese actor me arrebató mi camisa?

Me siento un tanto Carrie Bradshaw con tantas interrogaciones en verdad, pero es todo es lo que pasa por mi cabeza.

No me arrepiento de mi compra, como les dije, esperé un buen rato por ello y creo que lo valió, pero sigo un tanto conmocionado  por esta histeria colectiva. ¿Era tan dificil comprar sin olvidar nuestra humanidad?

En fin, si leíste tooodo, gracías y por favor cuéntame que opinas.

Si viniste a ver la polera, acá esta 😛 (El blazer queda guardado para otra ocasión :P)

 

 

IMG_8288[1] IMG_8284[1]

Comments

Comentarios