¿Hay algo más cómodo que una zapatilla? Y si bien no soy tan “sneaker-head” como alguno de mis amigos, debo reconocer que cuando me da con un modelo en específico, no me la quito más (creo que se dieron cuenta considerando que me pasé el verano usando variaciones de Chuck taylors ajaja). Es por esto que cuando empecé a ver las Vans Old skool en todas partes, no pude evitar sentir una necesidad casi compulsiva por tenerlas, pero pese a eso, decidí esperar un tiempo para estar seguro si realmente las quería o sólo quería ser cool.


Sorprendentemente, si las quería, porque después de pinearlas hasta la eternidad en Pinterest e imaginar mil y un outfit usándolas, no quedó otra solución que comprarlas y no me arrepiento ni un sólo segundo.

Claramente el reinado de la zapatilla blanca ya pasó y hoy es hora de las old skool, un modelo que si bien a primera vista se ve un poco muy Ryan Sheckler (a.k.a skater gringo), es tan versátil que me ha permitido usarla con jeans, pantalones y hasta trajes sin sentirme incómodo o fuera de lugar.

Para este outfit, decidí mezclar un cuello de tortuga (un básico para el otoño), mi chaqueta de terciopelo y unos Jeans rectos.

Si están buscando la zapatilla del 2017, sin duda se las recomiendo!

xx

 

Comments

Comentarios